LOADING

Type to search

Mitos y realidades de la vacuna de Covid-19

Share

Con las restricciones del COVID-19 levantadas el pasado martes 15 de junio en el condado de Los Ángeles, CORE (Community Organized Relief Effort) urge a que con las próximas vacaciones del Día de la Independencia y de verano en el horizonte, es más importante que nunca vacunarse para protegerse y proteger a los demás antes de celebrar de manera segura con amigos, familiares y compañeros angelinos. Hasta el día de hoy, solo el 56% de los adultos en el condado de Los Ángeles han sido vacunados completamente y la vacunación continúa rezagada en las comunidades de color.

En el condado de Los Ángeles, solo el 51,2% de los residentes latinos han recibido al menos una de las vacunas, en comparación con el 63,8% de los residentes blancos y el 59,7% de los nativos americanos. Los latinos son casi tres veces más propensos que la población blanca de ser hospitalizados con el virus.

Si bien el acceso a la vacunación y las barreras logísticas juegan un papel central en las disparidades en la vacunación, muchos residentes también han sido engañados por mitos comunes sobre las vacunas. Es fundamental separar los mitos de la realidad y comprender que la vacuna COVID-19 es segura y eficaz:

  • MITO: Los científicos se apresuraron en desarrollar la vacuna y no se puede confiar en ella.

REALIDAD: Una preocupación comúnmente expresada se centra en la rapidez con que se desarrolló la vacuna. En verdad, el rápido desarrollo de la vacuna es el resultado de increíbles avances científicos, y no se escatimaron esfuerzos en su investigación y desarrollo. Debido a la amenaza urgente para la salud planteada por la pandemia, se realizaron inversiones récord en el desarrollo de las vacunas, lo que permitió a los fabricantes tomar múltiples pasos en forma simultánea sin riesgo financiero y de esa forma reducir en gran medida el tiempo generalmente requerido para desarrollar una vacuna. La tecnología para las vacunas ha existido durante décadas, lo que también permitió a los científicos moverse rápidamente.

  • MITO: La vacuna del COVID-19 puede afectar su salud reproductiva.

REALIDAD: La vacuna del COVID-19, como cualquier otra vacuna actualmente en uso, no le esterilizará ni causará ningún daño a su salud reproductiva. Las mujeres que están tratando de quedar embarazadas no necesitan evitar el embarazo después de recibir la vacuna del COVID-19, según los Centros Para el Control de Enfermedades (CDC). Contraer el COVID-19, por otro lado, puede tener un impacto potencialmente grave en el embarazo y la salud de la madre.

  • MITO: Si ya me dio COVID-19, ya no necesito una vacuna.

REALIDAD: Las personas deben vacunarse independientemente de si ya han tenido o no COVID-19. La reinfección con COVID-19 es posible y debido a los graves riesgos para la salud asociados con COVID-19, el CDC aconseja a todas las personas elegibles que se vacunen. Aquellos que tengan preguntas sobre cómo recibir la vacuna después de haber sido infectados con COVID-19 deben hablar con su médico.

  • MITO: La vacuna me puede dar COVID-19 o causar efectos secundarios a largo plazo.

REALIDAD: La vacuna no le dará COVID-19 y ninguna de las vacunas contiene ninguna parte del virus SARS-CoV-2 que causa el COVID-19. Pueden producirse efectos secundarios a corto plazo después de recibir la vacuna, pero esto es perfectamente normal. De hecho, estos efectos secundarios simplemente indican que su cuerpo está construyendo sus defensas, así que no se alarme si experimenta efectos secundarios comúnmente reportados como fiebre, dolor de cabeza, dolor articular o muscular, fatiga o escalofríos. La vacuna se degrada y abandona su cuerpo poco después de desencadenar la respuesta inmunitaria, lo que hace que los efectos secundarios a largo plazo sean muy improbables. Los efectos secundarios también se han monitoreado de cerca en estudios clínicos durante más de un año para garantizar que las vacunas sean seguras y efectivas. La vacuna no interactúa con su ADN y no afectará su salud reproductiva. Un riesgo mucho mayor, especialmente para las partes vulnerables de la población, es no recibir una vacuna, ya que el COVID-19 puede causar efectos secundarios a largo plazo para quienes lo sobreviven.

 Dado que los mitos a menudo se propagan debido al miedo, es fundamental obtener información de fuentes confiables como los CDC o itstimelosangeles.org/espanol. Además, las personas pueden comunicarse con su médico personal y con los funcionarios de salud pública. Estamos en camino de lograr la inmunidad colectiva, pero para lograrlo las personas deben comprometerse a protegerse a sí mismas y a los demás.

ACERCA DE  IT’S TIME LOS ANGELES (ES HORA LOS ÁNGELES)

Al proporcionar información dentro de la cultura, precisa y basada en datos de fuentes confiables sobre la necesidad de recibir vacunas que salvan vidas, esta campaña multiplataforma y multilingüe está dirigida a las comunidades más vulnerables y de difícil acceso gravemente afectadas por el COVID-19 en todo Los Ángeles. La campaña adaptada culturalmente está dirigida por un equipo de estrategas y creativos multiculturales y multilingües. El objetivo es aumentar el acceso y la tasa de vacunaciones para garantizar un resultado más equitativo para las comunidades latinas, afroamericanas y de estadounidenses de origen asiático y de islas del Pacífico. Lanzado por CORE (Esfuerzo de Socorro Organizado por la Comunidad, por sus siglas en inglés) síguenos en www.ITSTIMELOSANGELES.org y en Facebook, Instagram y Twitter.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux